Un puente entre Río Negro y el país

Más allá de mi obligación de proponer, discutir y sancionar leyes, representar a los rionegrinos implica también tender puentes que acerquen a la provincia.

Esto significa desde asistir a un coprovinciano que lo necesita hasta acompañar al gobernador o a un intendente en las gestiones necesarias para que Nación financie un proyecto o una obra.

Esto también significa recorrer la provincia para hablar cara a cara con su gente, escuchar de primera mano sus problemas y poner el hombro para encontrar soluciones.


Acercando las obras que esperamos por años

Tengo el honor de ser parte de un equipo que está llevándole a los rionegrinos las obras que soñamos durante muchos años. Infraestructura que nos prometieron una y mil veces y que recién ahora, con la gestión del Presidente Macri, comienza a hacerse realidad.

Aportando mi granito de arena a un enorme trabajo de equipo, sumando mi gestión a la de muchos otros, estamos terminando la pavimentación de la Ruta 23 en la Línea Sur, avanzando a toda marcha con la Autovía 22 en el Alto Valle, pavimentando la ruta a Playas Doradas.

Unidos en el esfuerzo con la Provincia y con intendentes de todos los signos políticos estamos terminando 2.500 viviendas en todo Río Negro.

Después de años de promesas y de estancamiento, a partir de una inversión nacional de $ 600 millones Bariloche va a ampliar su capacidad cloacal con los nuevos módulos de depuración y con el colector costanero. Y vamos a terminar el Gasoducto Cordillerano y reforzar la capacidad eléctrica para que la ciudad pueda seguir creciendo de manera sustentable.

Hicimos mucho, y vamos a hacer mucho más. Con mi voto, acompañé el Presupuesto 2017, el más federal de los últimos años, con 32 mil millones de pesos destinados a obras y a políticas públicas en la provincia de Río Negro, el cual traduce la vocación de este gobierno por estar junto a los más humildes al asignar un 66 por ciento a gasto social y que contempla 2500 millones para obras de infraestructura.

Esta gestión tiene un lema: “Haciendo lo que hay que hacer”. Esto significa hablar menos y hacer lo que otros solamente prometieron. Y hacerlo con el criterio de que las obras que emprendemos tienen que ser para siempre. Porque en nuestro país se dilapidaron los fondos extraordinarios que se percibieron por la soja, así como en nuestra provincia estuvieron los fondos petroleros, pero las obras nunca llegaron. Nosotros las estamos haciendo.


Junto a cada intendente

El cambio significa tirar todos para el mismo lado. No importan las diferencias de posicionamiento político, sino poner las necesidades de la gente en primer lugar.

Con esa idea, durante este 2016 trabajé con intendentes de toda la provincia, ayudándolos en sus gestiones ante el Gobierno Nacional, siguiéndolas de cerca, facilitándoles sus proyectos.

También tuve la oportunidad de colaborar para asistir a diversos municipios que atravesaban situaciones financieras complicadas. Así, Bariloche y Chimpay recibieron Aportes del Tesoro Nacional; y están en marcha las gestiones para que Guardia Mitre, Huergo, Fernández Oro, Los Menucos, Jacobacci, Valcheta, El Bolsón, Cipolletti y Sierra Grande reciban los solicitados.

Otro de los aspectos en los que un diputado puede ayudar a un intendente a mejorar la calidad de vida de los vecinos es colaborando con las obras. Eso es lo que hice aportando capacidad técnica y gestionando el financiamiento para un ambicioso plan de mejora de la zona céntrica de El Bolsón.

Asimismo, junto a los responsables de los organismos nacionales en Río Negro, coordinamos con los intendentes para que las políticas públicas lleguen a los vecinos en cada rincón de la provincia.


La clave para terminar con la pobreza en la Argentina está en generar más trabajo genuino. Esto es algo que no se puede hacer simplemente con una ley o aumentando el gasto público, sino que hace falta apoyar a quienes invierten y producen.

Gran parte de mi gestión de este año estuvo orientada a apoyar a los productores de nuestra provincia. Para eso, me reuní con cámaras de todas las actividades en cada localidad en la que estuve, visité establecimientos productivos y charlé con emprendedores, recogiendo sus inquietudes y aportando para resolver sus problemas.

Participé en las gestiones para que los productores frutícolas y hortícolas de nuestra provincia recibieran asistencia económica para subsanar las catástrofes climáticas de los últimos tiempos.

Trabajando en equipo, logramos que la Cooperativa Unión Marítima de San Antonio volviera a funcionar.

Abrimos una oficina del Ministerio de Producción en Bariloche, con asistencia sobre todos los programas nacionales destinados a potenciar el talento emprendedor de nuestra gente.

Codo a codo con los que producen


Representar a los rionegrinos va más allá de un simple compromiso institucional. También significa dar respuestas a inquietudes de la gente común, de vecinos que se acercan pidiendo una solución, a organizaciones barriales con las que nos une la vocación de trabajar por el bien común.

A través de aportes de la Cámara de Diputados de la Nación, pude ayudar a Nutrir Patagonia y a la Fundación Crearte, dos organizaciones de la sociedad civil de Bariloche que realizan un excelente trabajo social.

Gracias al apoyo de la Cámara, los chicos del CEM 30 de El Bolsón pudieron tener su viaje de egresados; los de la Escuela 247 de Las Perlas participaron del programa “Identidad Rionegrina”, y muchos otros alumnos de diversos puntos de la provincia tuvieron la oportunidad de venir a Buenos Aires y conocer por dentro el Congreso de la Nación.

Además, tuve el honor de ayudar para que jugadores de rugby de toda la provincia llegaran a Ingeniero Jacobacci para disputar un Encuentro Patagónico de esa disciplina; o de contribuir para la realización de un Challenger de Voley en El Bolsón.

También trabajé junto a vecinales de toda la provincia, como la del Barrio Ceferino de Viedma, a la que gracias a la Cámara de Diputados pudimos dotar de equipamiento informático.

Trabajando junto al Ministerio de Educación y Deportes de la Nación pudimos apoyar a clubes de toda la provincia con aportes para que fortalezcan su trabajo social y deportivo.

A través del Ministerio de Ambiente de la Nación, pudimos dotar a los Bomberos Voluntarios de Río Colorado y de General Conesa de nuevas autobombas para combatir incendios forestales.

Un despacho abierto para todos


Conozco muy bien el sistema sanitario de Río Negro. Antes de asumir esta responsabilidad con la que me honraron mis coprovincianos trabajé muchos años como médico en hospitales públicos de toda la provincia.

Esa es la razón por la cual, además de mi trabajo legislativo orientado a las políticas públicas de salud, asumí el compromiso de hacer mi aporte para fortalecer el sistema de atención en Río Negro.

Durante este año, pude conseguir que el Ministerio de Salud de la Nación entregara ocho ambulancias de última generación para Río Negro, cuatro de las cuales son unidades de cuidados intensivos que fueron destinadas a los hospitales de Villa Regina, San Antonio, Choele Choel y Jacobacci.

Asimismo, participé de las gestiones para que nuestro laboratorio público provincial PROZOME le venda medicamentos al Ministerio de Salud de la Nación, lo cual no sólo significa resolver una demanda a escala nacional sino que también fortalece la producción farmacéutica estatal en Río Negro.

Aportando a la salud de los rionegrino


No hay cambio posible si no desterramos la corrupción en la Argentina, más que nada luego de 12 años en los que la impunidad fue la regla, extendiendo sus redes hasta los lugares más profundos.

Como el resto del país, Río Negro fue presa de este entramado nefasto ante el cual no podemos quedarnos de brazos cruzados. En mi carácter de representante de los rionegrinos, tengo la obligación de dar testimonio y poner la cara.

Por eso, ni bien asumí mi mandato denuncié públicamente las maniobras que se hacían en nuestra provincia con las obras viales, así como más tarde advertí sobre sobreprecios e irregularidades en el alquiler de inmuebles para uso del Estado Nacional.

Junto a mi compañero de bancada por Neuquén, Leandro López Koenig, denuncié judicialmente a la operadora petrolera OPS por su sospechoso crecimiento patrimonial y sus vínculos con el poder político.

Con mis compañeros del interbloque Cambiemos apoyé públicamente al fiscal federal de General Roca, Alejandro Moldes, a quien desde la Procuración General de la Nación se intentó desplazar luego de que denunciara a funcionarios de la anterior gestión.

Un compromiso contra la corrupción


Para hacer todo esto, además de cumplir con mi tarea en Buenos Aires –reuniones con funcionarios, comisiones y sesiones en la Cámara- recorro incansablemente nuestra provincia.

En promedio, cada mes sumé cerca de 15.000 kilómetros de viajes, lo cual desde diciembre de 2015 a este momento significa aproximadamente 250.000 kilómetros. Para tener un punto de comparación, sería como dar seis veces la vuelta a la Tierra.

Esto quiere decir que estuve al menos una vez en cada municipio de la provincia y en cada lugar me reuní con intendentes, con concejales, con militantes, con comerciantes, con organizaciones sociales y, por supuesto, con vecinos comunes. Muchas veces acompañé a funcionarios nacionales para concretar obras e iniciativas que significan mejorar la calidad de vida de los rionegrinos. Siempre con el compromiso de escucharlos, de acompañarlos, de sumar para traer soluciones.  

 

Caminar, caminar, caminar