Vecinos de Pomona, Darwin y Belisle tendrán Internet de banda ancha gracias a un programa nacional

El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), a través del programa de Acceso Universal a Internet, financiará el 80 por ciento de la obra necesaria para que una PyME local se transforme en prestadora del servicio. El proyecto rionegrino es uno de los dos primeros adjudicados en todo el país. El diputado nacional Sergio Wisky destacó el objetivo de la gestión nacional de incorporar a más de dos millones de argentinos que hoy no tienen posibilidad de conexión.

Los vecinos de Pomona, Darwin y Belisle tendrán Internet de banda ancha luego de que la semana pasada el Ente Nacional de Comunicaciones resolviera la adjudicación de los primeros subsidios del programa de Acceso Universal. Río Negro es, junto con Córdoba, una de las dos primeras provincias beneficiadas con esta iniciativa nacional que apunta a brindar conexión a pequeñas localidades.

“Las comunicaciones acercan e igualan”, señaló el diputado nacional Sergio Wisky, destacando que “este programa que tiene a Río Negro entre sus primeras beneficiarias de todo el país apunta a incorporar a más de dos millones de argentinos que hoy no tienen posibilidad de conexión”.

Wisky detalló que el programa prevé el financiamiento de hasta el 80 por ciento de las obras necesarias para que el servicio sea prestado por cooperativas o PyMEs. En el caso de Pomona, Darwin y Belisle, el proyecto beneficiario es el de Grupo Equis S.A., con una inversión que ronda los tres millones de pesos.

Los subsidios se desprenden de los fondos del Servicio Universal y están orientados a aquellos proyectos que tengan como objetivo la universalización y mejora de infraestructura de las redes para la prestación de servicio fijo de acceso a Internet de banda ancha en áreas con necesidades insatisfechas.

La ejecución de los Fondos del Servicio Universal tiene por objetivo avanzar en la reducción de la brecha digital y contribuir al plan de incorporación de más de 2 millones de hogares al uso de Internet para garantizar el acceso a las comunicaciones a todos los argentinos. Esta política se enmarca en los avances que viene realizando el Estado Nacional en materia de inclusión social e igualdad de oportunidades.