Construir para que Río Negro también cambie

El 10 de diciembre de 2015 la Argentina empezó a cambiar. Los rionegrinos tenemos el desafío de hacer que nuestra provincia también cambie. Para eso, hace falta consolidar un espacio político identificado con los valores del cambio y transformarlo en una alternativa de cara al futuro.

Con dirigentes y militantes de las fuerzas que componen Cambiemos a nivel nacional asumimos ese compromiso y nos abocamos todo este año a construir ese espacio. Fue un proceso arduo, con diferencias de opinión pero también con mucho diálogo y con una voluntad de unir.

En este camino, organizamos encuentros con toda la militancia de Cambiemos en diversas ciudades de la provincia. Además, participé de innumerables encuentros con autoridades partidarias, intendentes, concejales y militantes en cada rincón de la provincia.

Estoy seguro de que el cambio está en marcha. Nos une una misma voluntad, que es la de cambiar las cosas para mejor. En 2017 y en 2019 vamos a ofrecerle a los rionegrinos la posibilidad de seguir construyendo una política diferente.


Cara a cara con los vecinos

La construcción de este espacio del cambio no es sólo una tarea de quienes integramos un partido político. La verdadera política del cambio es la que interpreta las necesidades de los vecinos, la que los incluye en el proceso de decisión, la que suma voces a los debates.

Con esta idea participo de los timbreos que organiza Cambiemos a nivel nacional. Pero, más allá de estas actividades partidarias, tuve el orgullo de que cientos de rionegrinos de cada localidad que visité me abrieran las puertas de sus casas para escuchar sus reclamos, tomar nota de sus propuestas, sumar a través del diálogo.

Esta es nuestra forma de hacer política. Cara a cara, sin intermediarios.