Un discurso sincero, haciéndose cargo, y mostrando las bases sólidas de un cambio profundo

El diputado nacional Sergio Wisky consideró que el mensaje del Presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa fue “sincero, haciéndose cargo y mostrando las bases sólidas de un cambio profundo”.

“Es innegable que hay un presente difícil, del que este Gobierno se hace cargo sin ocultar y tomando medidas”, consideró Wisky, a la vez que planteó que “también hay que ser sinceros respecto a las reformas profundas y estructurales que se están realizando y que construyen bases muy sólidas”. “El del esfuerzo no es un camino fácil, pero es el que da frutos”, subrayó.

En este sentido, remarcó que “en la Argentina se acabó la impunidad, por más que algunos sectores de la política no lo quieran” y que “hoy se dan debates que antes eran imposibles”.

También sostuvo que “muchos de estos cambios estructurales tienen impacto directo sobre Río Negro”, poniendo como ejemplo “la revolución de los aviones que permite que cada vez más gente visite Bariloche; o la apertura de nuevos mercados que hizo que por primera vez nuestras cerezas llegaran a China o nuestra carne a Japón; o la decisión de hacer obras de agua y cloacas que permiten que miles de rionegrinos vivan mejor”.

“Es muy necio no querer ver esto o incluso tratar de evitarlo”, señaló Wisky, lamentando la actitud de la oposición “que de nuevo transformó el Congreso en una estudiantina”. “Mostraron toda su inmadurez e intolerancia con sus gritos e insultos”, afirmó y dijo que “duele ver a algunos representantes de los rionegrinos con actitudes de barra brava”.

Wisky planteó que “la agenda legislativa de este año vendrá de la mano de esa necesidad de afianzar el cambio” y se hizo eco de la convocatoria del Presidente Macri “para abordar un cambio en la legislación penal que permita seguir luchando contra la impunidad”.